turismo-tokyo.jpg

Los japoneses nos suelen sorprender con muchos atractivos y novedades. En estos momentos acaban de encontrar una nueva utilidad a las cabinas de teléfono, ya que no se suelen utilizar mucho y por ello han convertido algunas de estas cabinas en atractivas peceras, de tal forma que ahora algunos puntos de las ciudades japonesas tienen un aspecto mucho más colorido con peces donde antes se podía llamar por teléfono. Desde luego es uno de tantos alicientes que suelen ser interesantes para que todos los turistas tengan la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones realmente diferentes.

Las cabinas suelen ser en muchos casos bastante antiguas y esto es algo que ha permitido reutilizarlas para convertirlas en coloridas peceras, ideales para poder llamar la atención tanto de los turistas como de los propios japoneses y darle un colorido añadido a las calles de Japón, que es si duda una interesante novedad que merece mucho la pena destacar ya que seguro será del interés de muchos turistas.

Siempre es interesante para los turistas y para los propios ciudadanos encontrarse con estas novedades y posiblemente se pueda extender esta idea a otros lugares del mundo, en especial porque se puede aprovechas las cabinas de teléfono cerradas para poder ofrecer un aliciente como una pecera gigante, con numerosos peces de colores que ofrecen un aspecto diferente a las calles de Japón donde se pueden encontrar las peceras, que es uno de los objetos más curiosos a tener en cuenta en Japón.

Vía | Jnto
Foto | Wikimedia