Desde hace un tiempo, las mujeres japonesas que se encuentran embarazadas se fotografían desnudas, pero es una fotografía artística y ciertamente muy agradable, porque este tipo de fotografías tan cuidadas y sensuales siempre son agradables de ver. Esta costumbre nace hace ya un tiempo y hoy por hoy es algo que hacen muchas mujeres embarazadas en Japón, una costumbre que sería impensable que se hubiera producido hace simplemente unos años, pero el pensamiento en Japón ha avanzado a mejor en muchos aspectos.

japonesas.jpg

Poco a poco las japonesas muestran su cuerpo con menos pudor, ya que hay estudios especializados en hacer desnudos parciales o integrales de embarazadas japonesas, gracias a que hay una buena cantidad de embarazadas que acceden a hacerse este tipo de fotografías, ya sea simplemente mostrando la barriga o de una manera más provocativa y sensual. Es un recuerdo para mostrar a sus hijos cuando sean mayores y para recuerdo propio, porque es muy agradable poder verse la barriga después de unos años.

Esta costumbre está mucho más extendida en Europa, pero desde hace pocos años ha ido llegando a Japón y poco a poco las japonesas se han visto con fuerzas para mostrar su cuerpo, para fotografiarlo en estudios especializados, en un ambiente íntimo, tranquilo y muy agradable. Resulta un buen negocio para los fotógrafos, porque consiguen mucho dinero por hacerle las fotografías y luego entregar a la japonesa el álbum con todas ellas. Es casi como un reportaje de fotos de una boda, con muchos detalles y posiciones. Es cuestión de gustos, porque la variedad está servida.